Restaurante Delicatessen Salamanca

 

No me gusta hacer críticas negativas, es mucho más agradable disfrutar en un restaurante y poder contarlo, pero en este caso el aprobado se lo va a jugar en lo que no es la comida, algo que en un restaurante ya dice mucho. El restaurante Delicatessen está situado en un marco inmejorable del callejero salmantino, en el cruce de las calles Compañía y Meléndez, en pleno casco antiguo y al frente de la Universidad Pontificia. Abierto hace unos 4 años con su nombre y su logotipo porcino nos recuerda la maravillosa película de Jean-Pierre Jeunet a la que conmemora. Si algo cabe destacar en este local es la decoración que lo hacen único y a mi entender, uno de los más bonitos de la ciudad. Distribuido en una sola sala, según entramos nos encontramos en varias mesitas para tomar tranquilamente un pincho o un café. La barra destaca por su decoración a base de botellas vacías de vidrio verde que le da un toco industrial que contrasta con las mesas y sillas y con una preciosa lámpara donde una serie de hojas de papel hacen las veces de tulipa. El final de la barra coincide con la zona de restaurante decorada con paredes de pizarra en la que se pueden leer diversas recetas y apuntes varios y una pequeño piano de cola. Sin embargo, es en su terraza donde encontramos un idílico rincón para una cena romántica. Rodeada de verdes palmeras y con un alicatado en mosaico muy gaudiniano, la atmósfera de esta terraza roza lo mágico, sobre todo al anochecer. La luz para cenar en ella es mínima y quizá no guste a todo el mundo pero desde luego es un lugar romántico donde los halla. La terraza actualmente se halla cerrada, supongo que para aprovecharla mejor en invierno.

Sin embargo, y a pesar de haberle dado ya varias oportunidades, la cocina de este restaurante no está a la altura del local y no me convence. Este menú que muestro es el que pude degustar este fin de semana. Se trataba de un menú cerrado con un precio muy interesante de 25€, y si bien los platos no están mal, creo que faltaba calidad en las materias primas.

 

1º Platos (para compartir)

 

-Canutillos de salmón ahumado rellenos de txaka.

-Revueltos tierra-mar. (Gambas, gulas, setas, pimientos, etc…)

-Ensalada de canónigos con virutas de jamón, paté y vinagreta balsámica.

 

2º Platos

 

-Solomillo de cerdo ibérico con salsa a elegir y guarnición.

-Medalloncitos de pollo y bacon en salsa carbonara.

-Lomos de rape en salsa verde con verduritas a la parrilla.

-Calamar gigante a la plancha sobre lecho de patatas panadera.

 

El salmón no parecía muy fresco y para el relleno se podían haber esperado un poco, hasta en el nombre…por que decir que lleva txaka, para mi es ya un fallo. El revuelto fue normalito, sin pena ni gloria. La ensalada se salvo por el jamón. En este caso la materia prima brillaba con nombre propio pero se vio deslucida por un aliño poco agraciado. En todo caso creo que era el mejor de los entrantes.

Entre los segundos tres cuartos de lo mismo. Yo tuve que comerme mi Calamar “gigante”. De gigante tenia poco y de seco y soso demasiado. El lecho de patatas panaderas, que de hecho fueron las que me inclinaron a elegir este plato, por arte de mágica se convirtió en una patata cocida con una salsa ali-oli por encima. Eso si, la salsa me ayudo a pasa el calamar. También pude probar el rape y el solomillo. Una vez más el rape no pasaba del aprobado alto y el solomillo se salvó, con un notable muy ayudado por lo que fue la estrella de la noche, la salsa que le acompañaba. Una exquisita  salsa de queso azul que resulto ser lo mejor de la cena.

Por último los postres estuvieron bastante bien, fueron una serie de tartas y pasteles variados de los que cabe destacar una rica tarta de queso y una especie de bollo con frutos secos y cabello de ángel muy similar a la rica Trenza de Almudevar Es muy adecuado tomar un café para terminar la velada, ya no por la calidad si no por que te sorprenderán con un autentico tazón suficiente para muchos desayunos.

En general, es un sitio estupendo para tomar un café o una caña al atardecer, los pinchos son imaginativos aunque sin una elevada calidad, ni cantidad, pero el sitio es digno de un placentero descanso. Nota: 5,5.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s